miércoles, 21 de marzo de 2012

Día Internacional del Síndrome de Down

Carta del Secretario General de las Naciones Unidas

Hoy celebramos la primera conmemoración del Día Mundial del síndrome de Down. Felicito a la asociación global de gobiernos, activistas, familias, profesionales y terceros que trabajaron tan incasable y apasionadamente para que existiera este Día.

Durante mucho tiempo, las personas con síndrome de Down, incluyendo los niños, han sido marginadas de la sociedad. En muchos países continúan siendo estigmatizadas y discriminadas y también siguen enfrentando barreras legales, actitudinales y ambientales que impiden su participación en sus comunidades.

La discriminación puede ser tan injusta como la esterilización forzada o tan sutil como la segregación y el aislamiento por medio de barreras tanto físicas como sociales. A las personas con síndrome de Down a menudo se les niega el derecho a tener igual reconocimiento ante la ley, así como también el derecho a votar o a ser elegidas. La discapacidad intelectual también se ha considerado como fundamento legítimo para privar a las personas con síndrome de Down de su libertad y para recluirlas en instituciones especializadas, a veces durante toda su vida.

En muchos países, los niños con discapacidad intelectual no tienen suficiente acceso a la educación convencional. El prejuicio de que los niños con síndrome de Down obstaculizan la formación de los demás niños ha llevado a algunos padres de niños con discapacidad intelectual a poner a sus hijos en escuelas especiales o a dejarlos en casa. Sin embargo, las investigaciones demuestran (y mucha gente lo está empezando a entender) que la diversidad en el aula da lugar a un aprendizaje y una comprensión que benefician a todos los niños.

Naciones Unidas ha trabajado durante décadas para garantizar el bienestar y los derechos humanos de todas las personas. Esta tarea se ha consolidado con la aprobación de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad en 2006. La Convención implica un cambio de paradigma en el cual las personas con discapacidad ya no son consideradas objeto de caridad y asistencia social, sino personas que gozan de los mismos derechos y de dignidad y que pueden realizar un gran aporte a la sociedad por derecho propio.

En este día, deseamos reafirmar que las personas con síndrome de Down tienen derecho a un goce total y pleno de todos los derechos humanos y las libertades fundamentales. Aportemos nuestro granito de arena para permitir que los niños y las personas con síndrome de Down participen plenamente en el desarrollo y la vida de sus sociedades de la misma forma que las demás personas. Construyamos una sociedad inclusiva para todos.

Ban Ki-moon

2 comentarios:

  1. MUCHAS GRACIAS POR COMPARTIRLO... EL OTRO VIDEO FUE UN EXITO... GRACIAS POR EL TRABAJO QUE HACEN!!!

    ResponderEliminar